Certificados SSL Dominican Republic

En la República Dominicana estamos viviendo momentos sin precedentes en la historia política electoral, a los que solamente se asemeja el proceso del año 1938, cuando por vez primera, Rafael Leónidas Trujillo Molina dejó en la Presidencia a uno de sus acólitos, en este caso al Dr. Jacinto Bienvenido Peynado.

Ahora tenemos a un Danilo Medina impedido de reelegirse, pero con las intensiones malsanas de repetir la obra de gobierno del Trujillo del año 1938, con la diferencia del estado de cosas que imperan hoy en día.

En esta crónica le desglosaré un fraude que ya fue públicamente anunciado por el candidato del gobierno, dígase, Gonzalo Castillo, para verificar esto, deben de ver el siguiente video.

Parafraseando al ilustre Premio Novel de la literatura, el colombiano Don Gabriel Garcia Marques, en su emblemática obra: “Crónica de una muerte anunciada”, he puesto este título y para que pueden verificar la trama que está montada, ahora viene la explicación de la arquitectura del fraude.

Lo primero que este fraude consiste en votar dos veces, no es complicado. Una persona con su cédula y un duplicado de la misma, puede hacer esta obra de manera sencilla, el PLD lo asigna como delegado o suplente en una determinada mesa electoral, en un recinto electoral distinto al que está registrada para votar, ejerza su derecho al voto antes de abrir el colegio electoral como muy bien establece la ley, a estas personas le retienen su documento, pero tienen todo el día para tomar un momento y desplazarse a la mesa donde originalmente están registrados para votar su duplicado de cédula, dejando a su suplente en su posición, cuando ya este ejerció su doble voto.

Pero que sucede, existen tres niveles de votaciones, y los partidos tienen autorizados tres niveles de delegados, es decir que cada partido puede tener 6 personas, 3 delegados y 3 suplentes, cuando multiplicamos esa cantidad por la cantidad de mesas 16,001 a nivel nacional, estamos frente a unos 96,006 votos antes de empezar las elecciones.

En el caso de su principal aliado del PLD, el PRD, que no tiene que presentar delegados ni suplentes a nivel presidencial, por ser el mismo que el PLD, entonces, presentaría solamente en dos niveles, serían 4, 2 delegados y 2 suplentes, sumado a los 6 del PLD, sumaría 10, que es el numero mágico que mencionó el candidato del PLD (Gonzalo Castillo) en el vídeo que está más arriba.

Tenemos 16,001 mesas por 2 (cada delegado y su suplente) es igual a 32,002 votos, esto sería en un solo nivel, pero son tres niveles, entonces se convierten en 96,006 votos, y si dos partidos hacen eso se convierten en 192,036 votos, pero como el numero mágico es 10 y no 12, porque el nivel presidencial sólo tiene un candidato, entonces debemos de restarle 32,002 y sería 160,034 votos.

El candidato de gobierno (Gonzalo Castillo) dijo en el vídeo que presenté, sobre un fraude de 10 votos por mesas y que sumaban unos 175,000 votos y el número que se está presentando aquí difieren, recuerden que aunque él parezca un tonto, no creo que lo sea tan suficiente como para dar el número exacto del fraude, aunque también depende de a cuantas personas le hayan podido expedir el duplicado de su cédula, toda vez que el PLD tiene otros partidos aliadas que en igual condición se prestarían para eso.

Desde hace muchos años se vienen utilizando las firmas encuestadoras de gran prestigio internacional y los estudios político-mercadológico como una manera de justificar un fraude electoral antes de que se ejecute el mismo.

Para ello, se publican resultados que nada tienen que ver con la realidad nacional, sino que estos van a estar de acuerdo con el producto de la infracción electoral que se pretende cometer en el momento en que se hace la operación, cómo tienen de antemano planificado cuál debe ser el resultado, las encuestas hacen coincidir con esa aspiración de los delincuentes electorales estos efectos.

Como estas encuestados gozan de credibilidad por sus prestigios como firmas serias, ganadas por sus aciertos, comerciales y políticos, luego cuando los intereses perjudicados reclaman fraude, el público tiene la tendencia a decir: “así lo dijeron las encuestas” y se convencen de que es verdad, reacción natural de quienes han tenido accesos a las mismas informaciones.

Esta es la mejor forma de acomodar la situación, de manera tal que coincida el resultado de las elecciones con lo que habían pronosticado las encuestas mal sanas, lo que las convierte en una anestesia que adormece la opinión pública, lo cual le quita credibilidad al denunciante de la acción fraudulenta, los neutraliza y los enmudece ante el público nacional e internacional, lo que le quita fuerza a las reacciones internacionales de solidaridad, con los reclamos internacionales.

Lo grave del hecho que se denuncia, no es que se haya expuesto un potencial y colosal fraude, ni tampoco que el candidato del oficialismo (Gonzalo Castillo) haya hecho anunciado el mismo, sino como los árbitros se han hecho los sordos ante este evento, en el que una auditoria forense del proceso puede fácilmente demostrar su ejecución, además, de realizarse el mismo, habría que cuestionar a la JCE, dada su condición monopólica de emitir los duplicados de las cédulas, como árbitros del proceso.

¿QUÉ HACER?

Si el fraude está montado es imposible evitarlo, pero no así minimizarlo, con las siguientes medidas:

  • No permitir que la JCE elimine el tintado de los dedos.
  • Instruir a los delegados y suplentes, para se aseguren de que todos los que voten antes de las 7:00 am, tenga sus dedos tintados como prueba del ejercicio de votar.
  • Solicitarle a la JCE el listado de todos los ciudadanos que se les han emitido duplicados de cédulas, por lo menos en los últimos 12 meses.
  • Instruir a los delegados y suplentes que sean muy meticulosos con verificar las manos de las personas que vayan a votar después de las 7:00 am, por si acaso son delegados o suplentes de otra mesa y ejercieron antes de las 7:00 am.
  • Solicitar una auditoria forense del proceso.
  • Solicitar el listado de todas las personas que funjan como delegados en el proceso.
  • Es necesario, crear un cuerpo de inteligencia política que se encargue de ubicar y darle seguimiento a los delegados y suplentes del PLD cuando abandonen sus servicios, para verificar que estos no cometan sus malsanas acciones en perjuicio del pueblo dominicano y el partido.

Tomar estas precauciones, deja evidenciado que se está combatiendo el fraude, sin decir que el PLD tiene un fraude montado, aunque el candidato oficialista mismo lo anunció.

Hay que corregir esta vulnerabilidad que tiene el sistema electoral, porque a partir de la publicación de este artículo, los partidos políticos, sobre todo los minoritarios, pueden hacer la inversión en delegados y suplentes, para asegurar una cantidad de votos que les permitan no perder su reconocimiento.

Todos los sistemas cuando son vulnerados, deben ser corregidos, priorizando la inmediatez, por eso existen las actualizaciones y las diferentes versiones de un mismo sistema.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *